para los mas cañeros

octubre 30, 2007 at 12:17 am Deja un comentario

Framus panthera studio custom 7 cuerdas
 

Fernando Girón

Continuamos con la serie de artículos de guitarras de siete cuerdas. La entrega anterior le tocó a Schecter, vimos todas sus características. Ahora le toca a la guitarra Framus Panthera Studio Custom de siete cuerdas.

Framus es una compañía Alemana, con una larga trayectoria, que abarca desde guitarras de diferentes estilos, así como amplificadores. Dentro de su extenso catálogo poseemos diferentes modelos como Diablo, Camarillo, AZ, Renegade, Panthera, etc. Es en esta última sección donde se encuentra nuestra protagonista.

1.-TOMA DE CONTACTO
La presentación que nos ofrece la Panthera es excelente, nada más abrir la funda podemos ver una guitarra de alta gama, donde los detalles están cuidados al milímetro, con un aspecto de lo más atractivo y una gran estética. Lo primero en lo que nuestra vista se para es en el cuerpo flameado, el binding, el mástil ancho y la pala de la compañía Framus (similar en todos los modelos). Cuando la tocas por primera vez, los detalles estéticos pasan a un segundo plano, para fijarnos en asuntos como el agradable tacto del mástil, la comodidad de adaptación al cuerpo y lo bien equilibrada que está, tanto para tocar sentado como de pie. Observamos también sus trastes cómodos, cuerdas no muy gruesas, y ligeramente pesada, aún teniendo en cuenta que el mástil es algo más grande, ya que contiene una cuerda más.

2.-CUESTIONES TÉCNICAS

2.1.- Maderas
La Panthera Pro siete cuerdas viene construidas con maderas de alto nivel, así poseemos el cuerpo formado por caoba con una tapa de arce flameado. Esta selección de maderas nos da una idea de por dónde va a ir el sonido de la guitarra. Teniendo en cuenta que se apuesta por un sonido grueso y con mucho sustain, también tendrá algo que decir el cómo se inserte el mástil al cuerpo. El mástil es uno de los grandes puntos de la guitarra; construido en Ovangkol, con diapasón de ébano Tigerstripe, digamos que son maderas que resaltan el sustain, la longitud de las notas, frente al ataque; el ébano hace las funciones del palorrosa, dando un color oscuro y atractivo. No posee ningún identificativo de los trastes, nada más allá que los puntos que se encuentran en el borde del mástil, que podemos ver desde la vertical de la guitarra. Por tanto, en lo que a madera se refiere, ya nos empieza a dar grandes señales del tipo de sonido que vamos a encontrar: sonido grueso, denso y con gran sustain. Lo que es indiscutible es el aspecto que le dan estas maderas, es de un instrumento de alta gama, donde la distinción y elegancia se hace notar a simple vista. Esta selección de materiales, unidos también al hardware, hace que, particularmente, sea una guitarra un poco pesada de soportar en largas sesiones de ensayo, con el instrumento a tu espalda. No llega al caso de ser tan pesada que tocando sentado se te pueda dormir la pierna sobre donde descansa, como en algunos casos, pero sí puede ser un poco cansada de soportar de pie.

2.2.- Hardware
Acabamos de hablar de la construcción más orgánica de la guitarra, ahora le toca a la otra parte indispensable del sonido. Las pastillas con las que viene equipada corresponden a tres Seymour Duncan. En la sección del mástil nos encontramos una SH7-1 doble, en la opción del puente nos equipa con una SH7-5, también doble, y en el medio una SSL2 simple. Como podemos observar, la configuración pretende ser lo más versátil posible y, además, si comentamos que podemos utilizar tanto single como doble, las pastillas del mástil y del puente nos dan una mayor paleta de colores.

En lo referente al puente y a la selección de herrajes, podemos comentar que la Panthera va equipada con un puente tune-o-matic, eso hace que el sonido sea aún más contundente, al no tener un puente flotante; por tanto, las notas duran mucho más. Por otro lado, ayuda a la afinación, algo sumamente importante en un guitarra de siete cuerdas, ya que al estar éstas sometidas a un puente completamente fijo, no permite variación en su reposo. Al mismo tiempo, las cuerdas, al no atravesar el cuerpo, hacen que consigamos más y más sustain, pero perderemos ataque; lo cual es una cuestión de decisión, no sólo en los herrajes, sino también en las posibles maderas y demás opciones.

Los clavijeros con los que viene equipada la guitarra son de Framus y, en un detalle de aumentar la seguridad de la afinación, así como de la comodidad de poner cuerdas, los clavijeros pueden bloquear el paso, así queda prensada la cuerda al metal, sin necesidad de tener que enrollarla alrededor de la vertical. Personalmente pienso que, dado que tenemos un gran mástil, siete cuerdas y un puente fijo, la tensión soportada en el mástil es bastante fuerte, por tanto, quizás dé sensación de que necesitaría unos clavijeros más robustos; ya que, aunque depende del uso, posiblemente en medio de una gira pueda dar algo de guerra. Hay que tener en cuenta que el material sufre mucho, y se debe ir preparado siempre para lo peor.

Un elemento muy importante dentro de la afinación y el tono de la guitarra es la cejilla, en este caso está construida en carbono auto-lubricante, conocida como cejilla de baja fricción. Con esta construcción nos permite vivir algo más tranquilos, ya que disminuye las probabilidades de romper cuerdas, al igual que ayuda a conseguir una mejor afinación, ya que la cuerda desliza sin fricción alguna entre ésta y la cejilla. Por otro lado, debemos destacar la posición de la pala de la guitarra: se encuentra angulada de tal manera que las cuerdas entran en los clavijeros sin necesidad de tensores, ya que la construcción hace que residan con la tensión necesaria, además de la pequeña elevación que se observa en la cejilla sobre el mástil. El ángulo es relativamente pronunciado, es decir, evidentemente es más que la de una Stratocaster o Telecaster, pero no llega a ser tan pronunciado como la de una Les Paul.

Llegamos a los elementos de control de la guitarra, uno de sus puntos fuertes. Aquí es donde se puede comprobar que han pensado en guitarristas con necesidades laborales como tal, y con circunstancias reales. La Panthera siete cuerdas Custom Studio viene equipada con dos selectores, uno de tres posiciones y otro de dos posiciones. Están colocados en la parte superior de la guitarra, al más estilo Les Paul. El selector de tres posiciones se utiliza para conmutar entre:
1) pastilla mástil y pastilla de en medio.
2) Las tres pastillas.
3) Pastilla de en medio y pastilla de puente.

Es decir, la pastilla single siempre se encuentra activa, eso a lo mejor puede ser un problema a la hora de sólo querer una pastilla, para eso tenemos el segundo selector de dos posiciones donde, si se encuentra en la posición 1, no hace nada. El selector de tres posiciones actúa como en cualquier otro caso, pero si lo colocamos en la segunda posición anula todas las opciones y activa la pastilla del mástil directamente a la salida de jack. Es un gran acierto, en algunas ocasiones puedes romper el selector de pastillas, esto hace que la guitarra deje de sonar, por tanto se trataría de una situación grave, pero con este segundo selector saldríamos sonando con la pastilla de mástil, hasta que pudiésemos cambiarlo. La guitarra viene con tres potenciómetros incorporados: uno de volumen y dos de tono con push-pull. El primer potenciómetro de tono puedes elegirlo entre single o doble de la pastilla de mástil, y el segundo puedes elegirlo entre single o doble en la pastilla de puente. Lo que hay que observar es que la pastilla de en medio siempre se encuentra activa, aunque la pastilla doble la conmutemos a simple. Por otro lado, hay que considerar que al hacer simple las pastillas dobles seleccionamos, en el caso del mástil, la pastilla más cercana éste, al igual que la pastilla del puente.

2.3.- ESAMBLAJE
Pasemos a hablar de cómo conviven las diferentes partes del instrumento. Una de las zonas más críticas de cualquier guitarra es la conexión entre el mástil y el cuerpo, además, este caso encierra alguna sorpresa que no esperábamos encontrar. Al ir definiendo la Panthera nos vamos un poco haciendo la idea de cuál es la línea de la misma. Al tener este tipo de maderas, vamos pensando que su orientación es hacia el sonido más grueso posible. Para ello, necesitaremos que el cuerpo se encuentre encolado al mástil. En este caso, el mástil se encuentra atornillado al cuerpo, dando por tanto un componente mayor en el ataque de las notas. Al mismo tiempo, el acceso a los trastes más altos se encuentra facilitado por un rebaje en la inserción de mástil y cuerpo.

3.-SONIDO
Llegamos a la sección más importante, a mi entender, dentro de un banco de pruebas. Ya que da igual qué cuestiones técnicas nos entretengan; la prueba de fuego es conectar la guitarra y comprobar que es fiel a los materiales y métodos de construcción. En este caso, la Panthera siete cuerdas nos ofrece una paleta de sonidos orientada a un sector bastante claro, aunque pretenda ser un instrumento más versátil. Digamos que la guitarra está concebida para sonidos muy gruesos y más bien agresivos, donde podemos ir desde el Hard Rock hasta, perfectamente, el Metal y más allá. Es aquí uno de los puntos donde realmente me sorprendió la guitarra: es indudable que cumple perfectamente con las necesidades de cualquier estilo anteriormente indicado, pero intuía que permitiría una mayor versatilidad. Los sonidos dobles con simple suenan densos y con mucho cuerpo, con un poco de ataque, debido a esos tornillos que conectan el mástil al cuerpo, pero prevalece la sensación de notas largas y oscuras. La séptima cuerda hace que consigamos ese sonido aún más bajo, llegando a timbres de ultratumba. Cuando utilizamos las pastillas en configuración simple, ocurre como siempre en estos casos, suenan a simple pero no son realmente single. Así que es una buena opción para cualquier parte de una canción donde necesites bajar la presión que ejerces con tu instrumento, y para ello pasas a simple; pero el sonido base de la guitarra son las dobles.

4.-TACTO
En este apartado hay un factor que personalmente me ha atraído, y es el tacto del mástil, es una de las sensaciones manuales más gratificantes que he probado últimamente. No se te acaba enganchando como de costumbre, y da ganas de tocar y tocar. Pensando en la comodidad a nivel de ejecución, tenemos que tener en cuenta el tamaño del diapasón. No son guitarras excesivamente cómodas por su propia condición 7 cuerdas, pero con una muy buena elección de trastes se consigue mejorar las posibles dificultades o inconvenientes del mismo, procurando una sensación final neutra.

5.- CONCLUSIÓN
La Panthera Studio Custom de 7 cuerdas, es un instrumento de alta gama, con grandes prestaciones y construida con materiales de calidad. Una guitarra orientada al público con registros muy rock/metal. Por tanto, si estás buscando un instrumento para esos estilos de música, la Panthera es un valor que se debe tener en cuenta y que cubrirá con creces tus necesidades.

Entry filed under: General, guitarras. Tags: .

JORGE SALAN .PEDAZO DE GUITARRISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Top Clicks

  • Ninguna
octubre 2007
L M X J V S D
    Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Blog Stats

  • 16,992 hits

A %d blogueros les gusta esto: